Archive for the ‘Noticias’ Category

Misiones Familiares en Mendoza (Enero 2017)

Una mirada original sobre “la locura” de los misioneros

La misión se realizó en el departamento de San Marín, en la localidad de Alto Verde, entre el 16 y el 22 de enero. Participaron 120 personas, principalmente jóvenes. Acompañó el Padre Leonardo Di Carlo y en esta oportunidad se colocó la piedra fundacional para levantar una nueva ermita de la Mater.

MF_Mendoza_verano2017_2

TESTIMONIO: Omar y Noemí Coria

Un día se bajaron de distintos vehículos, desaparecieron dentro de la escuela del pueblo, allí se instalaron y sin que nos diéramos cuenta. Esos “locos” comenzaron a caminar por las calles en enero. Yo los he visto, pero no los conozco. Los he visto muchas veces. Ya varios días. Son raros.

Casi todos salen temprano a la mañana y andan por la zona golpeando puertas, en grupos de tres o cuatro y mostrando, como muy orgullosos, la imagen de una Señora. Unos pocos se quedan en el colegio donde han armado como un campamento, allí esperan al resto, para los que elaboran una comida, que a su hora comparten fraternalmente entre todos.

Muchos recorren muchos kilómetros en un día, otros no tanto; unos van con una botella de agua, otros tocando una guitarra, algunos llevan niños a cococho, en cochecitos o de la mano. Otros parecen ir meditando u orando. Algunos grupos se ven muy alegres y contentos. Eso, vayan como vayan, todos van contentos, con una alegría que no deja ver cansancio, ni calor, ni mal humor.

MF_Mendoza_verano2017_4

¡Están locos! En verano, pleno enero, cuando todos están de vacaciones, disfrutando una pileta, éstos caminan bajo un sol penetrante, con remeras todas iguales, uniformados, y parecen lucirlas con mucho orgullo. En Mendoza, para quien no conoce, el verano es intenso. Sin embargo, esto no parece amedrentar su alegría ni sus impulsos errantes.

Aunque, si uno se fija bien, no andan errantes. Tienen claros destinos en el día y organizadas actividades dentro del campamento, donde se oyen canciones, oraciones, mucho murmullo de a ratos, absoluto silencio a veces y casi siempre risas, muchas risas.

Yo los he visto de cerca. Estoy seguro que a algunos les duelen los pies, o la espalda, o la cabeza, pero siguen caminando, hablando con la gente del pueblo. Entran a sus casas, salen al rato y se despiden como si fueran amigos entrañables. Y al día siguiente, lo mismo…

Yo los he visto, no están bien de la cabeza…

MF_Mendoza_verano2017_3

He escuchado entre la gente del pueblo que antes de llegar hicieron varias gestiones para poder instalarse acá en nuestra escuela. O sea que trabajaron para esto desde hace varios meses. Insisto: son “raros”. Son mujeres, hombres, grandes, jóvenes, adolescentes, de diferentes edades. ¡Muchos son niños pequeños! A todos parece que les apasiona lo que hacen.

Los he visto muchas veces. Están mal de la cabeza. Algunos dicen que lo pasan muy bien, pero no creo que sea así porque duermen en el suelo, duermen pocas horas, hacen su “trabajo” sudando esa remera verde, no tienen dónde darse una ducha, refrescar el cansancio, descansar el sudor. O tal vez lo tengan? Tal vez haya “algo” que los moviliza… Debe haber algo, algo que justifique esta gran locura.

He pensado que tal vez ganan un muy buen sueldo por lo que hacen. Ésa sería una buena razón para tolerarlo todo.

MF_Mendoza_verano2017_1

Pero ¿cómo explicar que además disfrutan? Aunque haya gente que les cierra la puerta, aunque sus pequeños estén llorosos de a ratos, aunque el suelo sea duro para el descanso, las distancias largas para ir a pie, el sol abrazante. ¿Cómo pueden disfrutar por más alto que sea el sueldo que reciben? Me parece que es un trabajo muy duro… Por eso ¡Están mal!

Por las tardes se reúnen y hacen unas celebraciones que parecen llenarlos de vida, hablan, le contestan a alguien que no viste como ellos y parece tener una gran autoridad. Cantan y como que recargan energías para un día más. Están enfermos de la cabeza, yo los he visto.

Dicen, en sus comentarios, la gente de mi pueblo, que siempre tienen palabras de aliento para el triste. A ellos los he escuchado decir que son las manos, los pies y la lengua de alguien que ya no puede hablar y al que le rinden culto; dicen ser “MISIONEROS” y sentirse “MUY ORGULLOSOS DE SERLO”.

Yo no sé de qué padecen. No entiendo sus rarezas. Sólo sé que, a veces los miro, los observo mucho, los escucho y siento… ¡qué bueno sería estar tan enfermo como ellos!

MF_Mendoza_verano2017

GRACIAS A TODOS LOS LOQUITOS DE FE QUE DIERON TODO POR ESTA MISIÓN TAN ESPECIAL. NOSOTROS SABEMOS DE QUÉ “PADECEMOS”. ESTAMOS LOCOS DE AMOR. POR ESE PADRE QUE NOS AMA COMO NADIE… POR EL QUE DIO SU VIDA POR LA HUMANIDAD… Y POR ESA MADRE TIERNA QUE NOS COBIJA, NOS ABRAZA, NOS CONSUELA Y NOS LLEVA DE LA MANO DONDE QUIERA QUE VAYAMOS.
GRACIAS, ALTO SALVADOR, SU GENTE, SU CALOR, SUS MILAGROS COTIDIANOS QUE ALIMENTAN NUESTRA FE. ESPÉRANOS. VOLVEREMOS A POBLAR DE REMERAS VERDES TUS CALLES…”

Matrimonio Coria.

Carta de Alianza (Marzo 2017)

Queridos hermanos en la Alianza,

Este año ha comenzado “caliente”, no sólo por las altas temperaturas del verano, sino por las diversas controversias que a todos nos inquieta: las huelgas, los piquetes, la ausencia de docentes y alumnos en las aulas, la inseguridad que no para, el desprecio de la vida y la falta del sustento para más del 30% de argentinos que aún siguen en la pobreza…

En ese concierto de incógnitas nos encontramos como Movimiento de Schoenstatt. No queremos ser espectadores -“charlatanes de café”, los llamaba el Padre Fundador- tampoco sumarnos al coro de activistas que levantan pancartas y cortan las calles, sino esforzarnos por responder, aunque sea en una escala ínfima, a tantos desafíos.

En este contexto es que quiero presentarles un proyecto que ha ido tomando cuerpo en círculos dirigentes de Schoenstatt. Un equipo de personas que conforman el Departamento de Comunicación de Schoenstatt Argentina y en diálogo con otras instancias, han buscado -entre otros objetivos- plasmar un común denominador que exprese tanto nuestra identidad como también lo que Schoenstatt tiene para brindar, lo que nos identifica, reúne y moviliza.

Esta idea fuerza que nos distingue y hace la diferencia se ha plasmado en la fórmula: “Alianza que transforma”. La Alianza es el patrimonio más precioso que tenemos en Schoenstatt. Pero la Alianza no puede jamás ser ajena a las vicisitudes de la vida. Es propio de la lógica de la presencia de María en el Santuario, que ella educa y envía. El schoenstattiano que vive su Alianza está cercano a los “gozos y esperanzas, las tristezas y angustias” del propio tiempo, “sobre todo de los pobres y cuantos sufren”, como afirma uno de los documentos más importantes del Concilio. Por eso la Alianza no debe amortiguar, sino más bien avivar la preocupación por perfeccionar y cambiar nuestro entorno.

En esta expresión encontramos un posicionamiento y una promesa. No es ni debe tomarse como una “frase bonita” o “marketinera”, sino como un desafío para todos. Nuestra Alianza lleva una impronta misionera. Si se vive en serio, cambia, convierte, regala nueva vida. Es un don pero también una tarea. Nos interpela e invita a buscar respuestas creadoras.

Esperamos que esta fórmula se haga real en los espacios públicos donde actúen schoenstattianos y los anime a dar respuestas a coyunturas como las vividas en Tucumán, a la crispación o la permanente experiencia de inseguridad y violencia cotidiana. La Alianza ha acompañado al Padre Fundador y a tantos otros en vicisitudes históricas muy serias, como fue la controversia con el Nacionalsocialismo o los largos años de Milwaukee. Ha sido una Alianza que transforma. Ella quiere ser también hoy sostén y bandera de cambio en las coyunturas críticas que vivimos.

Comenzando ya nuestro año de trabajo y mientras nos preparamos en la Cuaresma avizorando la mañana de la Pascua, los invito a agradecer a María, la gran Aliada que transforma. Este es el regalo y el legado que tenemos en nuestras manos; junto a ella, comprometámonos a ofrecer el mensaje en nuestros ambientes y, por que no, también más allá.

P. Guillermo Carmona

 

diadealianza

 

Jornada Nacional de Jefes de la Liga Apostólica de Familias

La Jornada de la Liga Apostólica de Familias reunió a 34 matrimonios de 18 diócesis del país en Nuevo Shoenstatt.

LAF3

 

Autores: matrimonio Tito y Rosy Elizalde, y matrimonio Claudio y Mónica Gonzales

El fin de semana del 11 y 12 de marzo fuimos testigos de una epifanía. Experimentamos a Cristo en el Tabor y crecimos en vínculos profundos como comunidad de jefes. Participamos 34 matrimonios jefes de Rama y responsables del itinerario pedagógico que pertenecíamos a 18 diócesis del país.

Los talleres fueron ricos momentos de análisis, evaluación y proyección de lo que la Liga ha venido trabajando a lo largo de los últimos años.

LAF1

Sentimos la presencia divina, maternal y trinitaria en cada momento litúrgico (adoración, misas y vivencias en el santuario nacional y la Casa del Padre) pudiendo experimentar plenamente el: “donde dos o más estén reunidos en mi nombre, yo estoy en medio de ellos”.

LAF2

La premisa de la LAF, hacia el 2018 es “crecer en santidad” y aceptar el desafío de ser el brazo apostólico de Schoenstatt siendo fieles al carisma que nuestro fundador nos legara. Nuestros pilares serán oración y sacramentos, para regalar a la Iglesia, a la luz de la exhortación apostólica “Amoris Laetitia”, nuestro ideal: “Ser fundamento y corona para una nueva sociedad”.

IX Misiones Familiares en Entre Ríos

Del 16 al 22 de enero del 2017 se realizaron las IX Misiones Familiares en la localidad de Seguí, Entre Ríos.

MF_Segui-EntreRios2

 

TESTIMONIO: Nicolás Micheli

Un grupo de matrimonios con sus hijos, y otros jóvenes, fuimos a misionar en familia, destinando parte de nuestras vacaciones a esta noble tarea apostólica. Alrededor de 140 personas formamos parte de la misión en el pueblo entrerriano (Misioneros de Hernandarias, Chaco y San Juan).

El lema que nos acompañó durante esos días fue “Con María en familia, testimonio de esperanza”.

MF_Segui-EntreRios3

Cuando pienso en las Misiones Familiares, lo primero que se me viene a la mente es “amor y entrega desinteresada”. Durante este tiempo tuve la gracia de poder guiar las misiones, nunca imaginé que la Mater me podía utilizar como un gran instrumento y moldearme en sus manos.

Los días de misión pude experimentar cuán grande es el amor de Dios Padre hacia nosotros. Fue muy gratificante ver la alegría de todas las personas que me cruzaba día a día, y minuto a minuto.

MF_Segui-EntreRios4

Las Misiones Familiares han conquistado mi corazón y mi vida, cada persona, cada matrimonio son testimonios en mi vida de Alianza, me ayudan a crecer en santidad.

En 2018 se cumplen diez años de nuestras Misiones aquí en Paraná, ya estamos aportando al capital de gracias por la comunidad misionera y por el pueblo de Seguí. Estamos felices y ansiosos por poder comenzar a trabajar nuevamente, dejando en manos de nuestra Madre las próximas misiones.

Fuente de Vida, Misión Universitaria en Santa Fe

Compartimos las vivencias de Francisco “Pancho” López, Paz Santino y Anabel Molina en la Misión Universitaria Fuente de Vida.

 

TESTIMONIO: Francisco “Pancho” López

“Fons Vitae” (Fuente de vida) es como se llama nuestro hito en Schoenstatt.

Como juventud creciente del movimiento en Rosario y Santa Fe nos unimos para salir a misionar al pueblo de Maciel, a 60 Km de la ciudad de Rosario, del 26 al 30 de diciembre. Salimos a predicar el evangelio y dar nuevas esperanzas, a compartir con la gente del lugar y a darla a conocer a Ella ¡Nuestra gran misionera!

FuenteDeVida11

En este salir al encuentro con el otro, como pide nuestro Papa Francisco, alrededor de 50 misioneros conocimos diferentes estilos de vida, impensadas realidades y distintas formas de vivir la fe. Desde la simple cotidianidad, intentamos llevar y hacer germinar este pequeño grano de Iglesia que muchas veces hace falta en los pueblos de nuestro país.

Santa Fe y Rosario no sólo comparten geográficamente la misma provincia, sino que también comparten el anhelo vivo y joven de llevar a Jesús recién nacido en la Sagrada Familia a lugares donde abunda la soledad, la desesperanza o la falta de fe.

Fons Vitae no solo fortalece al crecimiento en nuestras ramas de Juventud Femenina y Juventud Masculina con el estilo de vida propuesto por nuestro Padre Fundador José Kentenich, sino además, nuetre al crecimiento de toda la familia Schoenstattiana.

FuenteDeVida8

Podríamos decir, valga la redundancia, que la misión cumplió con su misión: ser fuente de vida en Maciel y en el Movimiento.

Estamos muy contentos y agradecidos con la Mater por dejarnos ser parte de este gran sueño que nos tenía ya predestinado hace tiempo y que recién esta empezando.

 

TESTIMONIO: Paz Santino

Soy Paz Santino, JF de Rosario, Argentina, y junto con un equipo de jóvenes de Santa Fe y Rosario fundamos nuestra primera misión universitaria “Fons Vitae”. FUENTE DE VIDA es el nombre de nuestra misión, y así pude vivirla yo también.

FuenteDeVida1

 

La misión se realizó del 26 al 30 de diciembre de 2016, y acudimos a Maciel, Santa Fe; 50 jóvenes con el anhelo de regalar al pueblo la alegría de la Navidad.

Para nuestras juventudes fue un acontecimiento muy importante porque significó reencender la llama de cada uno para poder acercar a otros a Cristo.

Fueron días donde pude experimentar un clima único, donde indudablemente podía sentirse la presencia de Ella, la Mater.

FuenteDeVida2

 

La providencia fue guiando nuestra misión, y un signo muy fuerte fue que un grupo de jóvenes del pueblo se sumó a misionar con nosotros. Compartimos los almuerzos, los envíos, y el salir por las calles que tantas veces caminaron. Se convirtieron en parte de nosotros, demostrando una vez más que Schoenstatt es familia.

FuenteDeVida3

Los frutos de Fons Vitae se siguen viviendo en los vínculos formados entre los misioneros. Vínculos profundos, arraigados a Cristo y María; que garantizan la fecundidad de esta misión, impulsándonos a salir al mundo.

“¡Como hijos de la providencia, Fons Vitae!”.

 

TESTIMONIO: Anabel Molina

Misionar en Maciel para mí fue un regalo.

Me encantó que los jóvenes de allí se unieran a nosotros para salir a misionar, realmente fue una hermosa sorpresa. Además me llegó al corazón toda la gente que nos ayudó, me sentí muy agradecida a todos ellos porque hicieron posible que pudiésemos concretar las misiones. Especialmente las personas de allí que estuvieron acompañándonos y colaborando con lo que necesitábamos.

FuenteDeVida14

Una de las noches hicimos un evento con el pueblo donde los vecinos participaron bailando y cantando y hasta hubo un pesebre viviente, estuvo espectacular porque nos sirvió para que la gente nos conociera y la respuesta del pueblo fue muy buena.

También compartir esos días con los misioneros, las vivencias que tuvimos, oraciones y mates me llenaron de mucha energía y sobre todo de amor.

FuenteDeVida4

Lo que más me gustó fueron los momentos compartidos con las personas que nos abrieron las puertas de sus casas y nos recibieron con mucho cariño. Muchos de ellos nos alentaban a seguir misionando, nos dieron su apoyo y se sorprendían de que jóvenes como nosotros estuviésemos visitándolos.

Fueron unos días hermosos, me volví con el corazón lleno de amor y con mucha  alegría de que la Mater se hiciera presente en Maciel.

'