Comunidades

La pertenencia a Schoenstatt puede darse en la Liga Apostólica, la Federación Apostólica o un Instituto Secular: El criterio de pertenencia depende del grado de compromiso explícito en lo apostólico, ascético y comunitario. La unidad está dada por la comunión en el carisma: la Alianza de Amor con la Virgen de Schoenstatt vinculada al Santuario y al Padre Kentenich; en los fines, pedagogía y espiritualidad de Schoenstatt.

La Liga Apostólica es de carácter diocesano.

Existen las siguientes agrupaciones o ramas: Juventud femenina, juventud masculina, mujeres solteras, mujeres casadas/madres, hombres, matrimonios y sacerdotes.

Pertenecen a la Liga las personas que, aspirando a la santidad, se dejan educar por Schoenstatt y así se esfuerzan por realizar un servicio apostólico en su medio.

A la Liga se asocian también los peregrinos: personas que sellan su Alianza de Amor, no se incorporan a una rama, pero tienen un contacto regular con el Santuario y participan de diversas maneras en el espíritu y la vida del Movimiento Apostólico.

Las Federaciones Apostólicas, de estructura nacional.

Los miembros de la Federación se comprometen a un apostolado permanente y cultivan una vida comunitaria estable. En el espíritu de los consejos evangélicos aspiran a la perfección según sus estados de vida.

El P. Kentenich fundó las siguientes Federaciones Apostólicas: Federación de hombres, de presbíteros, de mujeres solteras, de madres, de familias.

Los Institutos Seculares son comunidades internacionales.

Los miembros de un Instituto Secular se comprometen a un apostolado permanente y a una forma estable de comunidad. Asumen los consejos evangélicos y aspiran a la perfección según el propio estado de vida.

Los Institutos Seculares son comunidades con sus propias constituciones, en la que se establece la pertenencia, forma de vínculo y de gobierno.

Son constituidos como Institutos de Vida Consagrada.

El P. Kentenich fundó los siguientes Institutos Seculares: Hermanas de María, Hermanos de María, Sacerdotes Diocesanos, Nuestra Señora de Schoenstatt, Padres de Schoenstatt. Todos estos Institutos Seculares son de “derecho Pontificio”.

El P. Kentenich fundó también en 1942 el Instituto de las Familias, que no tiene aún aprobación oficial de la Iglesia.

Instancias de conducción

La Presidencia Nacional de Schoenstatt

Es responsable por la herencia espiritual de Schoenstatt, por la unidad y el trabajo en común. Representa también al Movimiento Apostólico ante la Conferencia Episcopal del país.

A la Presidencia pertenecen: el superior o superiora de los Institutos existentes en el país; el jefe y jefa territorial de las Federaciones existentes en el país; y el Director del Movimiento.

Presidente de la Presidencia Nacional de Schoenstatt en Argentina:  P. Tommy Nin Mitchell.

La Central Nacional del Movimiento

Tiene la misión de asegurar el carisma e inspirar al Movimiento en la Liga Apostólica y el Movimiento popular y de peregrinos.

Está constituida por aquellos que realizan un servicio de inspiración y animación: promueve la formación espiritual y la educación como también la capacitación al apostolado; coordina también las iniciativas apostólicas en un país determinado; apoya iniciativas comunes y realiza encuentros a nivel nacional de todo el Movimiento.

A la Central Nacional pertenecen: el Director Nacional del Movimiento, que es nombrado por la Presidencia Nacional, y los asesores –que están puestos a disposición para las tareas mencionadas y son nombrados por el Director Nacional–.

Director Nacional del Movimiento: P. Guillermo Carmona.

Consejos Diocesanos

Tienen la responsabilidad inmediata por la Liga Apostólica y el Movimiento popular y de peregrinos en su diócesis.

Unen a la comunidad sobre la base de la misión o ideal diocesano. Orientan su estrategia asumiendo las líneas pastorales de la Iglesia diocesana y coordinan las actividades apostólicas y de servicio a la misma.

Actualmente, pertenecen a los Consejos Diocesanos, el Coordinador Diocesano (nombrado por el Director Nacional del Movimiento), los jefes de las agrupaciones de la Liga presentes en la diócesis, el Asesor diocesano. Pueden estar presentes también los Asesores diocesanos de las diferentes agrupaciones de la Liga, como así también representantes de los Institutos, Federaciones y Acciones Apostólicas presentes en la diócesis.