Una jornada que dejó huella

Una jornada que dejó huella

Autora: María Clara García Juanico – Campaña del Rosario, Representante diócesis de Buenos Aires

El 28 y 29 de abril 85 representantes de 40 diócesis de Argentina nos reunimos en Nuevo Schoenstatt para la Jornada Nacional de Representantes de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt.

Lis y Juan Álvarez, Asesores Nacionales de la Campaña, fueron los animadores de esta encendida jornada, y nos acompañaron el Padre Guillermo Carmona y el Padre Juan José Riba.

La línea de la Jornada nos llevó a un encuentro entre el Padre Kentenich y Don João, y su resultante creadora: la Campaña del Rosario, bajo el lema: “Heroísmo y audacia: desafíos para los misioneros de hoy”.

La conferencia del Padre Riba nos inundó de coraje y de audacia. El coraje que implica el heroísmo. Volver a las fuentes hace que la Campaña sea un puente entre cada uno de nosotros y los demás.

Trabajamos en grupos en base a “cuadros de la Campaña”. A partir de un texto de don João, cada grupo expresó lo que sentía y vivía pintando un cuadro en el que se volcaron ideas y realidades. Era una verdadera comunión de corazones y de espíritu.

 

 

Citando al Padre y Fundador, “lo primero es siempre el espíritu y la vida. La organización tiene una importancia secundaria pero necesaria. Esta, si no es orientada, corre para cualquier lado y no permite irrigar vastos territorios”, nos decían Lis y Juan, explicando la importancia de mantener una adecuada y ordenada organización dentro de la Campaña.

Se reflexionó sobre la situación de la Campaña en nuestro país, estableciendo los desafíos que ello implica. En este contexto, el Padre Carmona describió el perfil del responsable diocesano, con sus luces y sombras, de acuerdo a la realidad de cada rincón de nuestra patria.

Los testimonios de la Hna. María Felicitas y de Cristina White nos llevaron a ver cómo a través de la Campaña podíamos celebrar el Año del Padre.

En un clima de oración y unidos en la Alianza acompañamos el Via Lucis (Camino de la Luz) para dar luz a la misión que nos fue encomendada.

Sabiendo que nuestro Dios es el Dios de la Vida, viviendo el mensaje de la Alianza de Amor con María y la misión de Schoenstatt para la Iglesia, escuchamos y reflexionamos junto al Padre Carmona sobre los “Nuevos desafíos de la Campaña en virtud de Schoenstatt al servicio de la Iglesia”.

“Usa de nosotros según tu voluntad. Haz que por Schoenstatt vuelvan a llenarse las amplias naves de la Santa Iglesia y que alabanzas circunden tu trono.” (P. Kentenich, Hacia el Padre)

Y quedó la huella, una huella encendida. Fue la Mater que nos fue llevando al gran encuentro entre el Padre Kentenich y don João a través de la Campaña.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *