Teléfono del Padre

¡El riesgo no es tan grande! Solo debemos aprender a dar el salto al corazón de Dios y la Santísima Virgen.

- P. José Kentenich, Fundador de Schoenstatt

Ver próximo mensaje »