Teléfono del Padre

Grande es aquel que le consagra su vida a algo grande. ¿A quien le consagramos nuestras vidas? Al Dios Infinito.

- P. José Kentenich, Fundador de Schoenstatt

Ver próximo mensaje »