La Juventud Femenina (JF) es una Rama del Movimiento de Schoenstatt integrada por mujeres jóvenes, de niñas a universitarias. En Argentina se inicia en 1936 cuando comienza a reunirse en Villa Ballester, donde se estableció la primera casa de las Hermanas de María en Argentina, el primer grupo de chicas de entre 8 y 14 años de edad.

La JF acompaña la vida de mujeres jóvenes desde la pedagogía del Padre Kentenich. Está presente en más de 25 diócesis del país y cada Rama todos los años elige a sus jefas, acompañadas por Hermanas asesoras o adultas colaboradoras junto a un equipo que acompaña la vida de esa JF.

El acontecimiento anual que reúne a chicas que pertenecen a la Juventud Femenina de todo el país es el Fiat María, el campamento nacional. Cada año, se realiza en una ciudad distinta y allí se dan espacios de espiritualidad, de formación, diversión, misión y de encuentro federal.

Desde 1977 las une el ideal “Hija del Padre, forjadora del Reino”. El ser hija del Padre implica desprenderse por completo, viviendo en la confianza divina de pertenecerle al Padre. El ser hija del Padre exige de entrega absoluta a Dios.       

El ser “forjadoras del Reino” encierra el ser madres para la Patria y responder a las necesidades del mundo. La misión la conquistan caminando hacia el Padre de la mano de María. Para ellas forjar el Reino es animarme a ser modelo para otros, es dejar huella.

Esta corriente se da  a través de reuniones de grupo, jornadas, retiros y apostolados donde la JF crece en la Alianza con la Mater, se forman mujeres comprometidas con la realidad y que confían en los planes de Dios.

Contacto:
www.facebook.com/JFSchArgentina
www.instagram.com/jfschargentina
jfnacional@gmail.com

 

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular?

juventud-femenina

“La juventud es ardor. La juventud es fuego. La juventud es tempestad que ruge. La juventud es espíritu de sacrificio. Sin los jóvenes nunca existirían las grandes obras. Yo he afirmado que Schoenstatt no puede sostenerse sin hombros juveniles.” P. José Kentenich, 1947.

Cada vez que leo estas palabras del P. Kentenich me pasan por la cabeza mil recuerdos  como si fuesen fotos de grandes aventuras, grandes locuras, grandes obras.  Si pienso en la Juventud Masculiina (JM), doy fe de que estas palabras son ciertas.  Solamente hay que observar los  grupos de vida que forman las ramas, las Alianzas que cada año se sellan en el santuario, los cientos de jóvenes que misionan a lo largo de un año, los proyectos cívicos o la gran cantidad de actividades que se realizan…

Grandes obras es la vida de cada uno de los muchachos que entregan su corazón a la Mater, dejando que Ella como educadora los guíe hacia la realización de sus anhelos y sueños personales. Gracias a Ella llegan a ser la mejor versión de sí mismos.

“En mi juventud escuchaba yo las conversaciones de los adultos, en las cuales percibía una melancolía que me oprimía el corazón. Echaban una mirada sobre el pasado considerando el idealismo y la capacidad de entusiasmarse de su juventud como algo precio­so que tendría que haberse conservado. Pero a la vez considera­ban como una especie de ley natural que eso no haya sido facti­ble. Entonces temí que alguna vez yo mismo pudiera contemplar mi pasado con igual melancolía. Decidí, pues, no rendirme a esa trágica sensatez. He tratado de poner en ejecución lo que me juré con rebeldía juvenil.”  P. José Kentenich

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular?

juventud-maculina

La Liga Apostólica de Madres está integrada por mujeres que, como esposas y madres, desean crecer espiritualmente y vivir su vocación cristiana en lo cotidiano, especialmente en su matrimonio y su familia. En Alianza con María, se esfuerzan por auto-educarse según el ideal de mujer que representa la Sma. Virgen, por medio de la pedagogía mariana y apostólica que desarrolló el Padre Kentenich.

Participan de grupos de formación, conferencias, jornadas y retiros, con el anhelo de encarnar la mujer ideal querida por Dios, cuyo modelo perfecto es la Sma. Virgen. Como Ella, quieren irradiar en todos los ámbitos de su vida –en su familia, su trabajo, su parroquia, su medio social– los auténticos valores cristianos y comunicar la dignidad del ser femenino que se manifiesta en el amor y el servicio desinteresado a la vida.

Viviendo cada día su Alianza de Amor con fidelidad, confían en poder conocer y desplegar lo mejor de sí mismas, como hijas, madres, esposas, trabajadoras y profesionales, capacitándose también para conformar mejor la vida familiar y apostólica.

Si bien el primer campo de apostolado es su propia familia, proyectan –a partir de allí– una eficaz acción evangelizadora en todos los ambientes donde ejercen su influencia.

Cuentan con el asesoramiento de las Hermanas de María y los Padres de Schoenstatt que el Movimiento pone a su disposición para ofrecerles apoyo y orientación.

Más información: custodiavivaonline.wixsite.com/schoenstatt
Contacto: ramademadresarg@gmail.com

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular?

liga-madres

Está compuesta de mujeres que realizan especialmente su apostolado en el ambiente laboral.

Aspiran a ser sagrarios vivos y así renovar el mundo del trabajo y la cultura.

Quieren asemejarse a la Virgen María, anhelan caminar -por la vida- como Ella:

– siendo hijas auténticas como María en la Anunciación,
– siendo hermanas como María en la Visitación,
– siendo madres como María en Belén,
– siendo compañeras y colaboradoras de Cristo en la obra de la redención como María en Caná y en el Calvario,
– siendo mujeres armónicas que viven una vinculación orgánica a las personas y cosas.

La fuerza para encarnar la imagen de María la reciben de la adoración, de la oración y de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía.

El objetivo de educación es: por la Alianza de amor con la Sma. Virgen, descubrir, asumir y desarrollar el ser mujer:

– en su dignidad que está inscripta en su esencia femenina
– en su autovaloración por la vida divina que llevan en su interior
– en su identidad propia, descubriendo su misión personal
– con confianza heroica en la Divina Providencia
– siendo instrumentos para construir el Reino de Dios en la tierra
– alcanzando la verdadera libertad en el desprendimiento de sí y en la entrega a Dios y a los demás.

Contacto: Hna. María Luz Affronti – hmarialuzaffronti@gmail.com

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular?
 

liga-mujeres-profesionales

Schoenstatt nos brinda un modelo activo, que requiere recorrer una senda de aproximación determinada por nuestra educación y servicio hasta alcanzar la maduración. En esta perspectiva, se entiende la gran meta de Schoenstatt: forjar un hombre nuevo en una nueva comunidad, ambos impulsados por la fuerza fundamental del amor, con un sello apostólico universal. O dicho en otra forma más sintética: forjar una nueva comunidad sobre la base de hombres nuevos.

En esa idea, un conjunto de hombres hizo carne su deber apostólico, y emprendieron la tarea de reunión de otros hombres con las mismas inquietudes y las mismas voluntades: orientar su obrar por el amor a Dios, a la Virgen y a la Iglesia, y hacer de sus vidas un camino de santidad de vuelta “hacia el Padre”.

Todo comienzo es, en alguna medida, una manifestación de Dios. En él, el Señor nos brinda la oportunidad de aspirar a la trascendencia, de rebelarnos a aceptar pasivamente la realidad en la que estamos sumidos, y de realizar nuestro aporte para renovar el mundo. No es la pequeñez de un comienzo lo que determina la extensión de su camino, sino la fuerza derivada de los valores que representa y del compromiso de quienes lo encarnan. Este es el espíritu con el que ha sido constituida la Rama de Hombre de Schoenstatt en la Argentina.

Más información: www.ramadehombresbuenosaires.org
www.facebook.com/hombresdeschoenstattbuenosaires

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular? 

liga-hombres

La Liga Apostólica de Familias es una comunidad de la Obra de Familias de Schoenstatt, de carácter diocesano. Sus integrantes aspiran a la santidad y participan  en el apostolado de la Iglesia local sin un compromiso comunitario obligatorio.

Toda obligación solo parte de una decisión personal y voluntaria asumida libre y matrimonialmente. El seguro para lograr sus más altos ideales se basa en la educación de sí mismos.

Se puede participar de dos maneras:

Colaboradores de la Liga: El matrimonio sella la Alianza de Amor con la MTA de Schoenstatt, asume un apostolado ocasional pero no obligaciones determinadas. Hace sus aportes al capital de gracias y se vincula al Santuario u otro lugar de gracia, por ejemplo, el Santuario del Hogar o una Ermita local de la MTA. Puede participar en un grupo de vida, pero no está obligado a hacerlo.

Miembros de la Liga Apostólica: Están llamados a ser alma y motor de la Rama, garantía de la misión diocesana del Santuario y la cara visible de Schoenstatt ante la Iglesia diocesana; discípulos y misioneros; apóstoles e instrumentos de Cristo y de María. Asumen algunos seguros ascéticos concretos y un compromiso apostólico constante. No tienen la obligación de pertenecer a una comunidad con un vínculo formal y obligatorio, sin embargo, pueden integrar grupos llamados Círculos.

La Liga Apostólica de Familias junto a la Federación y al Instituto de Familias constituye la Obra de Familias (Schoenstatt organizado), llamada a ser Fundamento y Corona de la Obra de Schoenstatt. Todos comparten el mismo ideal de santidad matrimonial y familiar con distintos grados de compromiso organizativo. Es, además, el eslabón entre el Schoenstatt organizado y los Peregrinos de Schoenstatt, aquellos que, habiendo sellado su Alianza de Amor con la MTA, no están integrados a la Rama.

Más información:
www.laf.schoenstatt.org.ar

¿Cuál es la diferencia entre Liga Apostólica, Federación Apostólica e Instituto Secular?