Festejo por los 75 años de la fundación del Instituto de Familias de Schoenstatt

| Jueves, agosto 31st, 2017 | No Comments »

Testimonio: Rene Llapur

Entre el 15 y 19 de julio, a la luz de los festejos de los 75 años de la fundación de nuestro Instituto de Familias de Schoenstatt en el campo de concentración de Dachau, nos reunimos en torno al Santuario Nacional en Florencio Varela, 22 familias de la Región Argentina-Paraguay, incluyendo a la familia Superior Regional y sus Familias Asistentes y un matrimonio representante de la Dirección General, y el padre Asistente Espiritual.

Este encuentro lo motivó el Capítulo Regional que hacemos cada 6 años, buscando seguir profundizando en nuestro Ideal: “Corazón de Nazareth, alegría del Padre, forjador de Familia”, trabajando en torno al espíritu de la Alianza de Amor en el mundo que nos toca ayudar a construir, desafío y contradicción para los ideales que ese mundo nos quiere presentar.

En este Capítulo Regional trabajamos propuestas que se presentarán en el Capítulo General, al cual asistirán en julio de 2018 en Schoenstatt, Carmen y Pedro Klobovs como Superiores Regionales y dos matrimonios Capitulares elegidos, Cecilia y Pepe Sanguinetti y Daniela y Antonio Peralta. Como Familia internacional nos une el Ideal de ser Nazareth Inmaculata Patris.

Nos preparamos previo a este encuentro que tuvimos, con novenas al Espíritu Santo, para que los climas de intercambio y debate fuesen cuidadosos, respetuosos, clarificadores e iluminadores. Y como Dios nunca se deja ganar en generosidad, en el espíritu del “nada sin ti, nada sin nosotros”, vivimos intensos momentos de encuentro, pudimos disentir y discutir con apertura y acogida de los corazones, a través de las diferentes miradas generacionales (que fluctuaron entre los 20 y 50 años de casados) y de las historias de vida de los matrimonios participantes.

Compartimos los testimonios de los matrimonios que fueron Superiores de nuestra Región, flias Afronti, Lavini y Concia. Logramos construir un profundo clima de oración, de adoración en torno al Santísimo, a nuestro Santuario y nuestra Madre. Los Ideales y la vida compartida nos confirmaron como Comunidad y nos desafió a seguir fortaleciéndola, a seguir creciendo en el “organismo de vinculaciones”.

75InstitutoFamilias

También tuvimos momentos de entretenimiento, donde nos divertimos con propuestas de nuestros hermanos, a través de cantos, bailes, dramatizaciones y juegos.

¡Qué necesidad tenemos de dejarnos enriquecer mutuamente y forjar Comunidad!

Nos volvimos a nuestra vida cotidiana con nuevas fuerzas para seguir aspirando a la Santidad Matrimonial, que fue lo que motivó la creación de nuestro Instituto de Familias por parte de nuestro Fundador, el padre José Kentenich: previendo la necesidad del mundo que estaba naciendo, de tener familias consagradas que aspiren a vivir en el espíritu de los consejos evangélicos, en comunidades de vida permanente, de matrimonios para matrimonios, con la originalidad que el Superior fuese también un matrimonio. Ser y parecer pequeñas luces cotidianas de amor familiar, en un espíritu de Alianza, donde cultivar originalmente los vínculos, a imagen de la Familia de Nazareth, reflejo de la Familia que se da en el mismo seno de Dios.

Hágase “Nazareth Inmaculata Patris”.