Juventud Masculina de Córdoba en misión Splendor Matris VIII

| martes, julio 25th, 2017 | No Comments »

Testimonio: Joaquín Revol (JM Schoenstatt Córdoba)

La misión Splendor Matris VIII de la JM Secundaria de Córdoba se llevó a cabo en Oncativo, Prov de Córdoba, entre los días 8 y 14 de julio. Participaron 45 jóvenes misioneros.

JM-SplendorMatrisVIII-1

Hicimos base en el colegio IPEA N° 220 siendo el corazón de nuestra comunidad misionera un sencillo y pequeño pero poderoso santuario. Para esto utilizamos una peregrina grande de la Virgen de Shoenstatt, la cruz de la unidad, un sagrario y fotos de José Kentenitch (fundador del movimiento) y José Gabriel del Brochero (al ser santo y al haber sido un importante misionero de Argentina).

Fuimos recibidos con mucha generosidad por las personas del lugar. No paramos de recibir tortas para las meriendas y desayunos!!!! La parroquia que nos recibió es San Isidro Labrador a cargo del padre José María Molina. Él también se portó de forma muy gentil porque estuvo a disposición nuestra toda la semana.

Como momento importante de la misión destaco el domingo 9 de julio. Asistimos a una misa por la patria a las 10 a.m. en donde estuvieron presentes las autoridades de Oncativo. Luego desfilamos llevando a la gran peregrina junto con los colegios del lugar, las fuerzas armadas, bomberos y policías frente a una gran parte del pueblo de Oncativo.

JM-SplendorMatrisVIII-2

Durante la misión visitamos las casas de a dos o tres llevando la peregrina chica de la Virgen. Cada vez que estábamos por salir a misionar, el encargado de espiritualidad en el Santuario motivaba a los misioneros para que salgan encendidos por el fuego de María y lleven esa alegría a las casas.
Nuestra espiritualidad se basó principalmente en la siembra, al ser la principal actividad de Oncativo, y hacíamos referencia a que sembrábamos una semilla de Dios para que germine en el corazón de las personas cada vez que las visitábamos.
Todos los días teníamos misa por la tarde y cerrábamos cada jornada con un momento de adoración al Santísimo donde encomendábamos a Jesús y a María los nombres de las personas que conocíamos y pedíamos por sus intenciones.

El primer día de misión muchos se veían con miedo de hablar con las personas pero luego con el tiempo fueron tomando experiencia. La verdad que fue impresionante ver como cada persona que nos atendía en la puerta se impactaba con la imagen de María y nos hacía pasar. Empezábamos conociéndonos y siempre terminaban abriéndose a nosotros y nos contaban cosas muy fuertes, como la pérdida de algún familiar o un enfermo muy grave en la casa. Otras eran familias que estaban perdiendo la fe debido a malas experiencias que vivieron por las que se enojaron con Dios. Fue increíble ver cómo te confiaban secretos o heridas del pasado que no habían compartido nunca con nadie y lo hacían con simples jóvenes que acababan de conocer. Pero obviamente era en realidad a María a quien se los confiaban. Nosotros simplemente escuchábamos y tratábamos de guiarlos en la fe dándoles consejos.

JM-SplendorMatrisVIII-3

En algunas oportunidades, volvíamos a visitar las casas en las que habíamos entrado y las personas nos contaban que luego de que las visitamos, se sintieron más felices. Pero en realidad les decíamos que era a María a quien tenían que agradecer. Porque “Ella es la gran misionera, Ella es la que obra milagros”.

Splendor Matris fue una experiencia increíble. Nos dejó muchas enseñanzas a todos. Aprendimos a valorar más la vida de uno pero sobre todo aprendimos a comprender más a Dios. Muchos también pudieron descubrir su vocación, que no hace referencia al sacerdocio, sino a llevar la alegría y esplendor de María a todos los lugares que visiten e interesarse en sus problemas. Porque desde ahí surge el nombre de la misión, Splendor Matris significa esplendor de María.